Nuestra experiencia, los puntos pendientes y Orlando Fals Borda

Hasta ahora hemos conseguido con éxito hacernos de una herramienta valiosísima, hemos aprendido a imprimir de forma artesanal sobre papel y sobre telas. Hemos logrado hacerlo en conjunto, observando mayor interés en algunos participantes en relación a otros. Y aunque técnicamente y participativamente aun es grande el reto, podemos jactarnos del inmenso logro de este primer número de Pa lante. Y hablando como grupo universitario que se acerca a una comunidad, es también un exitoso primer acercamiento. No obstante, hasta ahora nuestros esfuerzos han ido en sentido de la construcción y manejo de la herramienta expresiva. Los puntos que adolecen son, en primer lugar, la organización de la unidad de producción (promoción y distribución) y, en segundo lugar, la preocupación por sentar la base ideológica de la organización. Sobre estos dos puntos propongo centrar esfuerzos en las últimas sesiones que quedan, si es que quedan. Sino, pues pensarlas para nuestros proyectos futuros, aunque dudo que perdamos contacto con la comunidad socialista Fco. De Miranda.

Sobre el punto de la organización propongo hacer reuniones en las cuales meditemos en conjunto sobre los actores y sus papeles dentro de una unidad de producción de artefactos culturales. Para esto usaremos la experiencia que ya tenemos, pues nos ayudará a definir los cargos necesarios y a detallar sus tareas, así como a ubicarlos dentro de las respectivas fases de la producción, que también hay que definir. Y aunque es cierto que nuestros tiempos y los de la comunidad nos han limitado a centrarnos en sólo la producción, también debemos pensar en la promoción y distribución de los artefactos tanto como momentos concretos de acción (promover y distribuir) como aspectos a considerar inclusive antes de encaminar la producción de artefacto cultural alguno.
El segundo punto que siento que falta trabajar es el de fundamentar ideológicamente la unidad de producción. Cuando Orlando Fals Borda describe la experiencia colombiana de la incidencia académica o intelectual en la comunidad[1] parte de esta afamada representación marxista de la sociedad como una perenne lucha de clases. La adopta y actúa en función a ella. Yo me pregunto, sin olvidar las representaciones que particularmente nos pueden atormentan a nosotros ¿Cómo nos situamos nosotros ante la lucha de clases? Más allá de la idea que nos hagamos cada uno de nosotros (equipo Agujero Negro y participantes de la comunidad socialista Fco. De Miranda) ¿Qué acuerdos hemos hecho sobre esta idea de conflicto social que late bien en el fondo? Siguiendo al autor citado, siguiendo esta forma de coordinar los esfuerzos en función de cambiar la balanza en favor de las clases proletarias, formulo de forma más concreta la pregunta ¿Cómo nos situamos y actuamos, en calidad de unidad de producción (y distribución) de artefactos culturales, frente a esta idea de conflicto social? Y si no es esa la idea-motor ¿Cuál es entonces?
Ideológicamente ya nos hemos enfrentado, hemos expuesto nuestras impolarizables posturas (por lo menos dentro de la polarización asfixiante de nuestro panorama mediático) y terminamos concluyendo, de forma general, que podemos seguir trabajando juntos. Fue nuestra sólida piedra fundacional. Sin embargo creo hay trabajo que hacer aun. Luego de haber leído la exposición de la experiencia colombiana, a través de Fals Borda, siento que carecemos de una sólida representación compartida del conflicto social. Puedo suponer que en cada uno de los integrantes de nuestra experiencia hay consciencia, sino teórica, vivencial de lo que la lucha de clases es. Pero la pregunta por lo que espara cada uno de nosotros, la contextualización y reinterpretación de este concepto (y otros relacionados o análogos) dentro de nuestro propio meollo es algo que no hemos hecho. Y la importancia de esta pregunta y de cualquier otra que se proponga y que toque a posibles representaciones de nuestro conflicto social, es la de situar nuestra praxis en función de un gran acuerdo, de una idea de funcionamiento que nos permita prever los resultados de nuestra praxis.
Dentro de lo ya hecho creo que se hace necesario también reforzar la investigación histórica comunitaria. En el texto citado de Fals Borda se hace énfasis en esto como forma de validar y legitimar procesos y luchas propias de la comunidad. Y así podemos proponer un trabajo de investigación histórica de Campo Rico, del origen de este asentamiento poblacional, sus posibles causas económicas y sociales a través de entrevistas y revisión documental que exista. Para luego publicar un número de la revista dedicado a esto y así llenar de historia la lucha que en este momento se está llevando a cabo para organizarse urbanamente dentro de esta comunidad. Quizá no una revista, quizá un cómic, quizá una serie de boletines, quizá logremos dar con iconos históricos de la comunidad y hagamos franelas o gorras o que se yo.
La herramienta nos abre una serie de posibilidades que debemos hacerlas visibles ante nuestrxs compañerxs de la comunidad. Posibilidades que deben estar firmemente unidas a una idea de lucha y de consciencia de un lugar asumido dentro de ésta. Sé que nuestro servicio comunitario ya termina pero esto puede quedar en pie como propuesta para los interesados en el proyecto que por ahí se cocina sobre la activación de artefactos culturales políticos en comunidades de base. Piénsenlo.
S.


[1] FALS BORDA, Orlando (1978) Por la praxis: el problema de cómo investigar la realidad para transformarla. Bogotá, Colombia, Federación para el Análisis de la realidad Colombiana (FUNDABCO).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s